Los países europeos están observando con atención e interés la introducción de la obligación de la facturación electrónica. Sin embargo, no todos cuentan todavía con plazos claros, temas implicados y formatos utilizables. Francia, por ejemplo, ha previsto la introducción gradual de la facturación electrónica entre 2023 y 2025. Con todo, la cuestión debe ser examinada primero por la Comisión Europea y luego proceder, por excepción, tal como sucedió con Italia. España también anunció recientemente su interés en el cambio permanente a la e-factura con la aprobación del proyecto de la Ley «Crea y Crece». Así que veamos cuál es la situación actual en la Península Ibérica.

 

Factura electrónica España

 

Desde 2015, en España, está en vigor la obligación de facturar electrónicamente solo a las Administraciones Públicas (AP). Sin embargo, el día 30 de noviembre de 2021 el Consejo de Ministros aprobó el proyecto de ley conocido como “Ley Crea y Crece” que según se indica en el propio texto tiene por finalidad: “el impulso de la inversión productiva, la innovación y la modernización de las empresas, con reformas normativas para mejorar el clima de negocios e impulsar el emprendimiento en todo el territorio”.

El eje de esta ley es la adopción e implantación obligatoria para todas las empresas y autónomos de la facturación electrónica como parte de sus actividades. Al igual que en otros países europeos, la introducción de la facturación electrónica requiere pasos progresivos. Al principio, de hecho, esto será obligatorio solo para las grandes empresas con facturación anual superior a ocho millones de euros. En los siguientes tres años tras la publicación de la ley, esta obligación se extenderá a todas las demás empresas.

 

FaCe

 

A pesar de las buenas intenciones, aún no se conocen las fechas de introducción de la obligación ni las técnicas de transmisión previstas. Sin embargo, es probable que se trate de una simple extensión del modelo actual llamado FACe, una plataforma central que permite el intercambio de facturas electrónicas en el formato e-factura nacional y la traducción del formato UBL europeo.

A día de hoy, más de 8.000 Administraciones Públicas están conectadas a la plataforma y ya cuenta con el tránsito de más de 12 millones de facturas al año. Su uso, por el momento, es obligatorio para las AP centrales, pero no para las regiones y municipios. Desde junio de 2018 también se ha incorporado una nueva plataforma FACeB2b, que permite el intercambio de facturas entre particulares de forma voluntaria.

 

Facturación electrónica: qué pasa en Europa

 

En el campo de la facturación electrónica, España sigue explotando todos los recursos puestos a disposición de Europa con la Next Generation EU. Recordamos que este último es el Plan para la recuperación económica de Europa. Una herramienta temporal que puso a disposición más de 800.000 millones de euros para ayudar a transformar las economías de los países europeos. También se asignaron fondos para permitir que los distintos estados introduzcan y adopten un sistema de facturación digitalizado que también sirva para combatir la evasión fiscal, que se extiende como una plaga por toda Europa.

Una encuesta internacional realizada a finales de 2020 por el Observatorio Digital B2B destacó las principales razones que llevaron a los países a adoptar la obligación de la facturación electrónica:

– mejorar la relación entre la AP y las empresas
– aumentar el nivel de digitalización de las AP y las empresas
– hacer más competitivo el sistema interno del propio país

El próximo paso en la adopción de un único sistema europeo de facturación electrónica será pasar también a un único formato europeo. Un formato que garantizará la interoperabilidad en las relaciones comerciales internacionales. La introducción de un formato único debe ir acompañada en todo caso de la posibilidad, para cada país, de poder seguir utilizando sus propios formatos, al menos inicialmente. Esto evitará crear situaciones inmanejables de miles de formatos incapaces de comunicarse entre sí.

 

La digitalización del IVA

 

No podemos hablar de facturación electrónica obligatoria en Europa sin mencionar el deseo de la UE de digitalizar el sistema del IVA en un futuro próximo. Por tanto, se prevé una clara migración del impuesto sobre el valor añadido hacia un sistema telemático generalizado, que suavice las divergencias e incompatibilidades de sistemas y aplicaciones. Para ello, la Unión Europea ha proporcionado un programa preciso y detallado, dividido en cuatro puntos bien diferenciados:

– introducción de la obligación de factura electrónica
– digitalización de la declaración del IVA
– nuevo tratamiento del IVA para plataformas digitales
– registro único de IVA europeo

Por ahora, el programa todavía está en pañales, pero la UE, en cualquier caso, ya lo ha previsto y puesto en la agenda. De hecho, es 2022 el año en que se hará realidad el cumplimiento de la actual propuesta de directiva.

 

 

Para más información sobre la implantación de la e-factura en un ERP o Software de Contabilidad, póngase en contacto con UCI Informática. Le ofreceremos nuestros conocimientos y experiencia en implantaciones de facturación electrónica.

 

Written by uciinformatica